En un proceso de Due Diligence determinamos el valor del proyecto para el inversor, investigamos la sensibilidad del valor a variaciones en los parámetros de entrada e identificamos los niveles de confianza en estos parámetros.

Es la base de la decisión del inversor para aportar fondos.

Más información